Gafas de natación VR se abren paso brazada a brazada

La natación no es ajena a las nuevas tecnologías. Durante mucho tiempo la innovación aplicada a este deporte se limitaba al diseño de los bañadores, en buscar la forma en que esta prenda opusiera la menor resistencia posible al agua. Era el gran desafío. Sin embargo, la persecución de nuevos retos llevó a encontrar avances aplicables a elementos como las gafas.

Form Swin Goggles

Hace más de un año, la compañía canadiense Form, fundada en 2016 por el ex nadador Dan Eisenhardt, lanzó al mercado unas gafas inteligentes: las Form Swim Goggles. Su objetivo, permitir al nadador ver sus datos de rendimiento en tiempo real a través de una pantalla con realidad aumentada en las propias gafas, sin tener que estar dirigiendo constantemente la vista hacia un reloj en su muñeca.

La pantalla inteligente está integrada en la lente, lo que permite ofrecer métricas sin obstruir la visión. Distancia, calorías consumidas, tiempo de intervalo, tiempo de descanso, tiempo total, frecuencia de brazada, distancia por brazada, ritmo por cada 50 y 100 metros… Multitud de datos y  hasta 16 horas de autonomía gracias a su batería. Todas estas métricas son personalizables, por lo que el nadador puede elegir qué quiere ver y cuándo: mientras nada, tras completar una determinada distancia o cuando se detiene y descansa. Todos los datos recopilados también pueden verse gracias a una app para smartphones, tanto para iOS como para Android.

gafas de natación

La pantalla inteligente está integrada directamente en la lente.

Resistentes a productos químicos y anti-vaho, las gafas tienen dos botones en su parte derecha que permiten ajustar configuraciones tales como el brillo o la longitud de la piscina. Disponen, asimismo, de conectividad bluetooth y su precio actual es de 199 dólares.

El desarrollo de las Form Swim Goggles, pensadas tanto para nadadores profesionales como para aficionados, trajo consigo nuevas prestaciones para sus usarios. Entre ellas, la alianza con la marca Polar para proporcionar soporte de frecuencia cardíaca con tan sólo conectar las gafas al sensor óptico OH1 / OH1 + (se vende por separado).

«Form ha crecido rápidamente desde su lanzamiento en agosto pasado y estamos orgullosos de haber vendido más de 10.000 gafas desde nuestro sitio web en los primeros cuatro meses de operaciones», dice Eisenhardt, fundador y CEO de la compañía canadiense.

Hace escasas fechas, Form cerraba una ronda de financiación de 12 millones de dólares. «Esta inversión nos permitirá inyectar fondos en la expansión del producto, la marca y las ventas, brindando a más nadadores un acceso perfecto a sus métricas de rendimiento en tiempo real y ayudándoles a alcanzar su verdadero potencial». La realidad virtual ha llegado para quedarse.

Te ha gustado y te gustaría colaborar con nosotros. Escríbenos un mail.

Quico Canterla

Quico Canterla, periodista 'todoterreno'. Responsable de Contenidos de vamooos.es!! Gestión deportiva. Organización de eventos.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.