Las tecnologías emergentes rediseñan la experiencia del aficionado

El presente y el futuro del deporte tienen en las tecnologías emergentes un pilar básico y las empresas deben pensar en qué invertir para aprovechar al máximo el creciente interés de los consumidores por su uso. Esta es una de las conclusiones que se extraen del informe publicado recientemente por el Instituto de Investigación Capgemini, una de las empresas líderes a nivel mundial en servicios de consultoría y tecnología.

La pasión por el deporte no tiene límites y gracias a la tecnología surgen nuevas formas de disfrutar de él transformando la experiencia de los aficionados, ya sea dentro de los estadios como fuera de ellos.

El citado informe, titulado ‘Tecnologías emergentes en el deporte: reimaginando la experiencia de los aficionados’, está realizado tras consultar a más de 10.000 personas de nueve países y entrevistar a más de veinte expertos, deportistas y directivos de startups. Algunas de las conclusiones que ofrece hablan por sí solas:

Casi el 70% de los aficionados afirma que las tecnologías emergentes han mejorado su experiencia tanto dentro como fuera de los estadios.

-La experiencia tecnológica puede ser un factor clave en la fidelización y en la generación del valor de marca. Así, un 56% de los aficionados asistiría a más partidos y gastaría dinero en merchandising del equipo, comida y bebida; por su parte, hasta un 92% estaría dispuesto a pagar por suscripciones online. En este sentido, el 71% de los aficionados asiáticos estaría dispuesto a pagar más si la tecnología mejorase su experiencia en el estadio. Un porcentaje, por cierto, muy superior al de otros lugares del planeta (40% en América del Norte, 34% en Europa y 33% en Australia).

Abundando en todo ello, los tres principales casos de uso de tecnologías emergentes dentro del estadio son los siguientes: la obtención de actualizaciones periódicas en una aplicación móvil mientras ve el partido en directo; el acceso a redes wifi para compartir actualizaciones en las redes sociales; y poder encargar, online, comida y bebida para ser entregadas al aficionado en su asiento.

Por su parte, los tres casos de uso externos fuera de los recintos deportivos serían: streaming en directo con auriculares VR para simular la experiencia del interior del estadio; la posibilidad de elegir diferentes ángulos de cámara para ver el partido; y un juego de predicción donde los seguidores compiten con un bot creado con inteligencia artificial.

Queda claro, pues, que la experiencia de usuario está siendo objeto de un continuo rediseño. Tanto los amantes del deporte como las empresas tienen ante sí un sinfín de posibilidades gracias a las tecnologías emergentes, pero, eso sí, habrá que centrarse en cuatro aspectos, según el informe del Instituto de Investigación Capgemini: identificar las necesidades y expectativas de los aficionados; generar confianza respecto al uso de sus datos; convertir a los seguidores casuales en auténticos ; y, por último, desarrollar prácticas digitales, capacidades y transformar la cultura de organización al invertir en una cultura digital, así como desarrollar habilidades y el intercambio de información entre organizaciones deportivas con el fin de impulsar una mayor innovación.

Quico Canterla

Quico Canterla, periodista 'todoterreno'. Responsable de Contenidos de vamooos.es!! Gestión deportiva. Organización de eventos.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.