Objetivo 2030 de la retransmisión deportiva: inmersión, personalización e interactividad (IPI)

(Control de realización / Foto Live U)

Se trata de un estudio rico en interés realizado por el Center for Sports and Management (CSM) de la Otto Beisheim School of Management. Un grupo de expertos de esta institución investigadora alemana han hecho una serie de prospecciones que le han permitido definir cómo será el modelo de retransmisión deportiva de aquí al año 2030. Y son tres las indicaciones que resaltan: inmersión, personalización e interactividad, que en DT-Deporte Tecnológico hemos querido señalar, por ese orden, como las claves IPI.

La tendencia la marcan los jóvenes

No cabe duda que son los más jóvenes, los más ligados a la tecnología, los que están forzando a que las viejas instituciones se movilicen «La inteligencia artificial -dice en el resumen de la investigación- asumirá más tareas en la retransmisión de deportes de primer nivel, haciendo que la experiencia de visualización sea más personalizada y cada vez más inmersiva. Las nuevas tecnologías y los cambios sociales han modificado sustancialmente las expectativas y demandas de los fanáticos del deporte sobre el contenido deportivo».

Y en cuanto a la interactividad, el informe asegura más adelante: «la producción de contenido deportivo de primer nivel permitirá publicidad virtual personalizada y la integración de demandas específicas de audiencias participativas, principalmente para aumentar la participación de audiencias más jóvenes».

¿Retransmisiones lineales, aún?
(Cámara en una retransmisión deportiva)

Resumimos con titulares otras ideas de este importante trabajo:

El modelo de retransmisión lineal (las habituales de la televisión) se tienen que adaptar ante la demanda de variedad… Variedad en cuanto a las distintas perspectivas que se puedan dar de un acontecimiento deportivo, así como los datos, consumo del producto en distintos tiempos y formatos etc…

La realidad virtual (pilar del concepto básico del metaverso) se considera una de las aportaciones fundamentales, desde la perspectiva tecnológica, para lograr el propósito de la inmersión.

Mezcla de entretenimiento

Puede parecer hasta una provocación para los más puristas, pero del informe se deprende que impera la idea de que el deporte es básicamente entretenimiento. Y, más aún, se valora como una alternativa la idea de que se llegue a mezclar con otras formas de entretenimiento como el cine, la música…

La verticalidad del móvil

No hay duda que el formato rey es el móvil. En el Mundial de Qatar, por dar un dato reciente, la FIFA como organizadora de la competición, generó una producción exclusiva para los móviles realizada en vertical por supuesto.

Pero, a pesar de la tendencia imperante de lo vertical, hay distinciones. Digamos que el móvil es el contenido más demandado para el contenido grabado, en el que destaca, sobre todo, el consumo de los momentos más destacados. Sin embargo, para el deporte en directo, la pantalla de la televisión será la preferida como modelo de retransmisión de aquí a 2030.

Contra la huella de carbono

No podía faltar en un estudio realizado desde Alemania, uno de los países más concienciados con el medio ambiente, una referencia importante a la huella de carbono.

El objetivo es que el 73% del contenido deportivo que se pueda emitir en torno a 2030, suponga un 80% menos de dióxido de carbono. En este sentido, la manera de alcanzar esa disminución se lograría ajustando todo lo que tiene que ver con la producción de eventos deportivos: unidades móviles, cableado, servidores, la nube…

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *