Sense Arena, o cómo entrenar a tenis gracias a la realidad virtual

Una joven practica su deporte, el tenis, con Sense Arena

Sense Arena es un sistema para jugar al tenis mediante la realidad virtual. La empresa que ha fabricado esta tecnología es de la República Checa. La ex estrella del tenis mundial Martina Navratilova es embajadora de la marca. A sus 65 años, y en declaraciones a Sports Techie, alaba la aportación de este software. Lo necesario para usarlo es un monitor donde se plasma el escenario (la pista virtual), unas gafas de realidad virtual Meta Quest 2 y una especie de raqueta especial.

Desde el punto de vista de la ex-jugadora, el entrenamiento con Sense Arena permite especialmente adquirir la «diferenciación en el juego» con otros jugadores a través de la «preparación mental». Hasta el momento, el producto está dando sus primeros pasos en lo que se refiere al tenis. «Habrá más, – dice la Navratilova- y luego vamos a agregar servicios, y realmente convertirlo en un paquete completo para que, literalmente, puedas jugar un partido».

La virtud fundamental, de momento, es la repetición de diferentes golpes. «Creo que es genial para la repetición- reafirma la deportista checa-. Si tienes mal tiempo o estás un poco lesionado, o te avergüenzas porque eres demasiado viejo y no quieres ir a jugar tenis, esto es lo más realista posible». Gracias a la repetición, los golpes terminan por perfeccionarse.

Valoración en datos

La constación de cómo evoluciona el entrenamiento, la aportan los datos. «Y luego- señala también Navratilova- puedes ver cuál es el resultado final, para que puedas mejorar aquellas cosas que no han salido bien en el entrenamiento. La pelota te dice lo que hiciste mal. Así obtienes esa retroalimentación inmediata en la seguridad de tu hogar».

Una de las virtudes «para los aspirantes a jugadores, es que puedes trabajar en la técnica y puedes trabajar en la estrategia. Todo ello recibiendo la retroalimentación necesaria. Exactamente detalles como dónde aterrizó la pelota y si la forma en que se golpeó fue la correcta. Así que la posibilidad de mejora está servida. Es lo más realista posible sin golpear la pelota de tenis», finaliza.

Valoración DT

Las apreciaciones que una tenista como Martina Navratilova hace de un producto como este son, sin duda, una garantía de primer nivel. Que esta deportista argumente que el sistema al que liga su reputación, marca la diferencia en cuanto a la fuerza mental, dice mucho. Luego, es cierto, que han de usar este sistema a mucha mayor escala para ver otras valoraciones.

Bajo nuestro punto de vista, la realidad virtual es un apoyo definitivo para el trabajo de los deportistas en diferentes ámbitos que no son los habituales, incluso del mero espectáculo. Con sistemas como el de Sense Arena se pueden repetir hasta la saciedad muchos golpes cuando, además, la máquina, ofrece datos de cómo se dan esos golpes y, en consecuencia, como mejorarlos.

Descocemos el contraste que supone usar una especie de raqueta con la que se practica el tenis en la realidad virtual y luego en la vida real, en una pista de tenis. Entendemos que esa diferencia puede ser llamativa. Desde luego que el uso habitual de Sednse Arena puede neutralizar ese gap. Sea como fuere, queda muy claro que la tecnología juega un papel cada vez más determinante en el entrenamiento y la mejora de capacidades de los deportistas.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.