Un estadio inteligente usa 53 petabytes. Una barbaridad

(El Sofi Stadium, un estadio inteligente capaz de movilizar 53 petabytes / Foto Wikipedia)

La cantidad de petabytes que llega a movilizar un estadio inteligente para realizar tareas es del orden de 53 pebytes, como ya usó Sofi Stadium, Esta cifra es directamente una gran barbaridad. Para hacernos una idea, con un solo petabyte se podrían transmitir 10 millones de canales de vídeo por segundo a una resolución de 8K.

Uso

La compañía Cisco es la encargada de preparar los estadios para las finales de la SuperBowl, que es el gran espectáculo deportivo del año en los EEUU. En la celebrada en el Sofi Stadium, la LVI, la red instalada controla todas las tareas que se hacen necesarias para llevar a cabo el espectáculo deportivo. Es decir, van desde las operaciones internas de la organización, pasando por las transmisiones, hasta el consumo de las redes sociales del público.

Demanda creciente

Lo llamativo es que la demanda es siempre creciente, algo que, por otro lado, no es de extrañar. Así, en varias de las finales de la SuperBowl, se produjeron estos consumos. En 2015, el tráfico del WiFi fue de 6,2 terabytes y en 2022 de 31 terabytes. Para que nos hagamos una idea, un petabyte tiene 1.000 terabytes. Por eso, con 53 petabytes se pueden hacer muchas cosas más que solamente el WiFi. Cisco, en sus trabajos en los estadios, trabaja tres áreas: la conectividad del WiFi, mayor rendimiento de las operaciones internas de la organización y la seguridad reforzada.

Nuestro punto de vista

Queda muy claro que el deporte está vinculado al espectáculo y cada vez será más. Y para lograr un entretenimiento de mayor calidad, el concurso de la tecnología es indispensable. Ya no basta con una actuación de un artista famoso en el descanso.

La huella que ese enorme y creciente consumo de energía es también enorme y creciente en lo que se refiere al impacto en el medio ambiente. Eso es algo que debe hacernos pensar ante la enloquecida, a veces, tendencia de conseguir más y más. Por esa importante razón, las mejoras tecnológicas tienen que ir acompañadas de compensación para evitar los daños medioambientales.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.