Wearable X traslada la emoción del deporte a las equipaciones

La tecnología se ha convertido en un aliado imprescindible para el deporte. En ocasiones, los resultados de esta alianza permiten experimentar sensaciones incluso nuevas. Es el caso, por ejemplo, de la tecnología aplicada a la equipación deportiva. En Vamooos! hemos hablado de ello en numerosas ocasiones y esta vez ponemos en foco en Wearable X. Autodefinida como una empresa que combina diseño y tecnología para crear una mejor calidad de vida, Wearable X traslada la emoción del deporte a las equipaciones.

Transmitir sensaciones es el reto de la compañía nacida en Sydney. / Fotos: Wearable X

Gracias a una conexión inalámbrica mediante el teléfono móvil, estas camisetas pueden recibir vibraciones en tiempo real, de tal forma que permiten al usuario vivir sensaciones en momentos destacados del juego, según la companía, nacida en Sydney y con sede en Nueva York. Así, en el caso del fútbol americado, Wearable X comunica intercepciones, giros, touchdowns, pérdidas del equipo rival y más sin importar dónde se encuentre la persona que viste la camiseta.

Precedentes

En mayo de 2017, Wearable X lanzó al mercado la denominada Nadi X, una línea de ropa de yoga. Ésta incluye pantalones con sensores integrados y tecnología capaz de identificar las diversas posturas y proporcionar a los usuarios suaves vibraciones en el cuerpo. Una app complementaria da la opción de usar audio que ayudan a realizar los distintos ejercicios. Es uno de los diferentes proyectos puestos en marcha por esta compañía.

«Wearable X es el futuro del bienestar que une diseño y tecnología para crear una mejor calidad de vida a través de la experiencia y la moda», defiende. La fusión de hardware, software y diseño de equipaciones está llamada a tener un protagonismo cada vez mayor. Wearable X traslada la emoción del deporte a las equipaciones, en lo que no es sino una evolución más dentro de un proceso imparable.

Redacción Vamooos!!

La redacción de Vamooos!!, todo un equipo.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *